jueves, 20 de diciembre de 2018

David Lynch estuvo a punto de dirigir Star Wars


David Lynch estuvo a punto de dirigir Star Wars
Star Wars: El retorno del Jedi. Lucasfilms
¿Cómo hubiera cambiado el universo de Star Wars si David Lynch, tal y como deseaba George Lucas, hubiera dirigido la tercera entrega de la segunda trilogía que se rodó en primer lugar, El retorno del Jedi? Pues, aunque parezca imposible, casi una locura, esta situación estuvo a punto de ser real.

Y es que, por más que nos parezca extraño, George Lucas insistió mucho en que David Lynch dirigiera esta película cuya autoría recayó finalmente en las manos de Richard Marquand.
Sin embargo, como es lógico, la cosa no cuajó. Ambos directores tenían ideas muy distintas. Pero es curioso que, en aquella época, Lynch únicamente había dirigido algunos cortos y su ópera prima Cabeza Borradora en 1976 junto con el éxito de El hombre elefante, en 1980. De hecho, su único acercamiento a la ciencia ficción se produjo en 1984 con la inconmensurable Dune, basada en el mundo literario de Frank Herbert.

¿Por qué David Lynch no acabó por dirigir Star Wars: El retorno del Jedi, tal como quería George Lucas?

Al parecer, según contó David Lynch en una entrevista en 2010, George Lucas fue bastante insistente y llamó repetidas veces al director para que hablaran, se conocieran y trataran de llegar a un acuerdo respecto a Star Wars.
No obstante, a Lynch no le sentó muy bien aquella reunión, a la que finalmente accedió ante la insistencia de Lucas. El creador de Star Wars parecía estar más preocupado por el dinero y, tal y como sucedió, pretendía dirigir el film en la sombra, por lo que Lynch no tendría ninguna libertad creativa sobre la obra.
Al parecer, George Lucas le ofreció un tour a Lynch por Los Angeles en su lujoso Ferrari llevándolo a los mejores restaurantes. Sin embargo, el de Missoula, acabada la entrevista, llamó a su agente para decirle que no tenía el más mínimo interés de dirigir una película en la que no tendría libertad creativa. De hecho, incluso para dirigir Dune, otro film de estudio, exigió a De Laurentiis que le financiase una obra posterior con total libertad en contraprestación, pacto del que nació Terciopelo Azul.
Y esta es la historia entre David Lynch, George Lucas y Star Wars, tal vez algo parecido a lo que no hace mucho sucedió con Han Solo y Chris Miller y Phil Lord, o bien el Episodio 9 y Colin Trevorrow. Quizás algún día estos directores ofrezcan también sus versiones de los hechos y abandonos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario