martes, 18 de septiembre de 2018

A vueltas con Dune de David Lynch… Otra vez… y van (III)

A vueltas con Dune de David Lynch… Otra vez… y van (III)
Volvemos a la gran obra de estudio dirigida por David Lynch, la inexplicable e inconmensurable Dune. Más de uno pensará, ¿qué manía tienen aquí con esta película pudiendo analizar joyas como Mulholland Drive o Carretera Perdida? Totalmente cierto, es inexplicable la atracción que sentimos por este filme.

A día de hoy, ya hemos hecho dos aproximaciones, que puedes ver aquí y aquí (¡pincha en los enlaces de aquí y aquí!). En ellas hemos visto las condiciones en que Lynch se asomó a la adaptación de la ingente obra de Frank Herbert al cine.
No sabemos si fue la falta de experiencia de Lynch, el guion o los ánimos por rodar el libro al completo. Pero, ¿cómo te quedas si reduces tu película en el montaje final de 8 a 5 horas y luego el productor y su hija la dejan en poco más de 130 minutos? Para matar a alguien, ¿verdad?
Claro, esto es lo que pasa cuando pones a dirigir a un director singular, con un mundo artístico único y propio, a las órdenes de un productor que, básicamente, quiere ganar dinero.

El reparto de Dune de David Lynch

Eso sí, para ganar dinero, cosa que Dino de Laurentiis no logró con esta película, el productor puso un buen reparto a las órdenes de David Lynch, la verdad sea dicha.
Sin duda, sobresale Kyle MacLachlan, que interpretaría al gran prota, Paul Atreides. Este chico se convertiría en una especie de actor fetiche para David Lynch, al que veríamos posteriormente en Terciopelo Azul y las dos temporadas de Twin Peaks como el inolvidable agente Dale Cooper. También sale en la inexplicable tercera, que tiene su miga.
Junto a MacLachlan, encontramos figuras respetables de los 80 como Francesca Annis, Virginia Madsen, Sea Young, Jürgen Prochnow, Brad Dourif, Dean Stockwell, Everett McGill o Silvana Mangano. Y eso sin olvidarnos del gran cantante Sting o clásicos como José Ferrer o Max Von Sydow. Y, por supuesto, contando al inclasificable Jack Nance, inseparable de David Lynch en toda su obra.
Continuará…

No hay comentarios:

Publicar un comentario