lunes, 9 de julio de 2018

Visitando el Dune de David Lynch (I)


Visitando el Dune de David Lynch (I)
Cada vez que se visualiza la película Dune, la gran obra de David Lynch basada en el mundo de ciencia ficción creado por Frank Herbert, aparece una misma pregunta en el aire, ¿se puede abarcar tanto en tan poco tiempo? La respuesta suele ser la misma, NO.

Para muchos, el Dune de David Lynch es una obra tediosa que se escapa de la imaginería propiamente lynchniana. Sin embargo, ¿hay algo más oscuro y tenebroso que esa Casa Harkonnen, siempre vomitivos, maquinadores y conspiradores?
La verdad es que entre el mundo de Dune y el de David Lynch hay mucho en común. Y así debe ser, pues de lo contrario, el director de Missoula nunca hubiese querido dirigir una adaptación tan complicada y compleja.

El Dune de David Lynch

Para quien no lo sepa, Dune es una obra de Frank Herbert escrita en varios volúmenes. En el año 1984, David Lynch la adaptó por primera vez al cine bajo el auspicio del productor Dino de Laurentiis.
Es importante ponernos en situación. Hasta aquel momento, Lynch solo había dirigido dos películas y muchos cortos. En su haber estaba su ópera prima, la experimental Cabeza Borradora, y el éxito comercial de la adaptación al cine de El Hombre Elefante, nominada a 8 Oscars, de los que no logró ninguno.
Sin embargo, Lynch pactó con de Laurentiis hacer este film en el 84 a condición de que le dejase dirigir más adelante otro en el que él tuviera el control total. De este pacto nacería en 1986 la inquietante y algo irregular Terciopelo Azul.
¿Quiere esto decir que Lynch dirigió con desgana el film Dune? De ningún modo, de lo contrario, no se habría convertido en todo un clásico de la ciencia ficción. Hoy día sigue siendo una película muy apreciada por miles de fans en todo el mundo.
Entonces, ¿qué pasó? Pasaron muchas cosas, pero las contaremos en las próximas entradas. Seguiremos poco a poco desgranando la totalidad del Dune de David Lynch, pues hay mucho que contar, pero hemos de ser pacientes…

No hay comentarios:

Publicar un comentario