miércoles, 13 de junio de 2018

La Fundación David Lynch


La Fundación David Lynch
Resulta raro que dediquemos todo un blog a un director de cine y se hable poco del séptimo arte, ¿verdad? Sorprendente, pero real. Lo que pasa es que, si miras el título de este site, verás que hablamos de una figura del Renacimiento, por eso hoy nos centramos en la Fundación David Lynch, una de las muchas tareas de este singular personaje.

Porque si hay algo que interesa a este hombre, es todo. Un ser lleno de inquietudes que pone en marcha proyectos sin parar, y uno de ellos es su propia fundación.

Cómo es la Fundación David Lynch

Esta organización sin ánimo de lucro tiene un interés primordial, mejorar las condiciones de vida en América Central y del Sur. Pero claro, estando Lynch por el medio, no podía hacerlo como cualquier otra, tenía que haber algo diferente.
Si hay algo que cambió la vida de David Lynch, esa fue la meditación trascendental. Desde que la comenzó a practicar hace varias décadas, tomó conciencia de sí mismo, mejoró sus condiciones de vida y aparcó buena parte de la ira y la inquietud vital que le acompañaban.
Ahora, este singular director norteamericano trata de llevar su experiencia propia a través de su fundación a personas que lo necesiten en lugares deprimidos del centro y sur de su continente.
Para Lynch, su fundación se ha de centrar en el apoyo y la promoción de la educación basada en la conciencia, y la meditación trascendental es una buena herramienta para lograrlo.
Así pues, se mueve a diversos niveles. Su propósito es acercar la educación a los niños más necesitados, por lo que apoyan a comunidades indígenas, a chicos con problemas, a profesores y padres, a jóvenes en rehabilitación, etc.
Nada escapa a las manos de Lynch. Este director dirige, pinta, vende café, crea espectáculos, compone música y ayuda a los más necesitados. ¿Cuándo tendrá un rato libre este buen hombre para descansar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario